The Covenant
Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 21 el Dom Mayo 03, 2015 6:54 am.

The Hole
{lee las normas de afiliación para más información}
Spectrum
Inferi EL SECRETO DE LA ROSA
Seven Kingdoms
Titanic RPG
Image and video hosting by TinyPic
Misery Business

Wizards Army Photobucket

Sobrevivire Image and video hosting by TinyPic
Photobucket LAS CENIZAS DEL FENIX
BLACKOUT
Gossip Girl RPG
Make It Up As I Go Fruit of the poisonous tree
Wittenham Asylum Homenun Revelio




M. Tequila Dennedy || 100%

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

M. Tequila Dennedy || 100%

Mensaje por M. Tequila Dennedy el Vie Nov 09, 2012 4:21 am

















M. Tequila Dennedy


DATOS GENERALES

Nombre Completo:
Minie “Tequila” Dennedy

Apodos:
Tequila

Edad:
21 años

Raza:
Vampiro

Don:
--


Bando:
Neutral

Lealtad:
A la bebida… y su creadora

Orientación Sexual:
Bisexual

Situación Sentimental:
Compleja

Ocupación:
Estudia bellas artes y diseño de moda

Nacionalidad:
Británica

Clase social:
Media-alta

PERFILES
FÍSICO

Una chica que pocas veces pasa desapercibida. Rubia oxigenada, con el pelo casi platino; una piel casi tan blanca como el pelo y ojos grises azulados que parecen brillar con luz propia, enormes. Una naricilla respingona y unos labios gruesos y deseables. Es una chica guapa, pero no se suele sacar mucho partido… sólo para ocasiones especiales. El resto del tiempo le gustan los vaqueros rotos y desgastados, la ropa rockera, las botas de colores, las camisetas negras, especialmente las largas con agujero para pasar el pulgar… Suele pintarse la raya negra en los ojos y ponerse un cacao que le da un tono rosado a sus labios. Y ya está. Pero si se tiene que arreglar, aguanta la respiración, pues la rubia te enamorará.

PSICOLÓGICO


Una chica complicada que ni se entiende a sí misma. Por un lado está la Tequila que te meterá un buen puñetazo si te pones en su camino; por otro la que dibujará un cuadro armonioso y bello; por el de más allá, la Tequila que solo busca divertirse; y finalmente, detrás de todas esas, está la Tequila más tranquila, dulce y casi romántica que solo sale con su mejores amigos y en privado. Y todas ellas, realmente no viven en armonía, sino en constante lucha de unas con otras, con batallas y uniones extrañas que la convierten en una chica algo inestable, autodestructiva y casi bipolar. Nunca sabes cómo vas a encontrártela ni por dónde te va a salir… Maticémoslas un poco más:

La Tequila agresiva, la que saluda al mundo con su dedo corazón y una sonrisa de gilipollas. La que lleva las uñas negras, la que convierte sus pinturas en sangre y ama al Joker por encima de todas las cosas. Su parte más antisocial que cree que el 99’99% de la población mundial es gilipollas y solo merece simple indiferencia por su parte. Salta a la primera de cambio, habla metiendo una palabrota mínimo por frase, le hace juntarse con lo peorcito de la ciudad y le aleja de la “gente normal”, por simplemente antojárseles aburridos e hipócritas. La que siempre lleva un cigarro en la mano, con la ropa negra de la cabeza a los pies y ganas de ir rajando gargantas para “hacerle un favor al mundo”. Violenta, aunque también insultona. No muy compresiva, ni tampoco abierta a aceptar las opiniones ajenas (rasgo que disminuye hasta casi desaparecer con sus otras formas de ser). Nada de perro ladrador, poco mordedor; ella te insultará y no dudará en partirte la cara a leches aunque seas un tío tres cabezas más grande. Valiente, o más bien dicho: temeraria. Insufrible, escéptica, carente de valores…

La Tequila artista es una tila para el resto de sus estados de ánimo; los calma, los relaja… Se vuelve simplemente pasiva. Se centra en el arte y que le den a lo demás. Respira arte, lo suelta por sus poros. La verás siempre alguna mancha de pintura en el cuerpo o el pelo, con los auriculares puestos, etc. Le gusta leer, escribir, pintar, dibujar, bailar, cantar… todo. No te sorprendas de verla en un museo de arte, tal vez con su caballete, imitando alguna obra. Pero realmente no le gusta imitar, suele pintar lo que imagina, lo primero que se le viene a la cabeza. Cuando disfrutó de la saga de Harry Potter, su cuarto estaba lleno de personajes y momentos de los libros; cuando le dio por la fantasía medieval… dragones y elfos en todas partes; si le da por las hadas… y así continuamente. Capa tras capa, pero siempre tras hacerle una foto y ponerla en papel. Su piso está lleno de fotos, cuadros y arte en todas partes. Esculturas, origami, cuadros… El arte es arte, y a ella le puede. Oh, y no olvidemos su ropa: o se la ha hecho de cero, o la ha tuneado hasta dejarla irreconocible. Siempre extraña, diferente, SUYA.

La tequila salvaje, que solo busca diversión. Si se junta con su vena enfurecida, se convierte en una bomba de relojería; pero si no, normalmente se vuelve muy sociable. Para ir de fiesta, sola, como que no. Pero tampoco irá haciendo amigos, solo colegas. Se abre al mundo, se arregla y sale a bailar como si no hubiera mañana. Alcohol, drogas, fiestas salvajes hasta sobrepasar lo ilegal… y más desde su conversión a vampiro, que ya no morirá de coma etílico, ni por fumar, o drogarse. Cuando sale de fiesta, se olvida de todo y disfruta imprudentemente hasta que no puede más, vuelve a casa arrastrándose (o cae muerta en el suelo y ya volverá al día siguiente) y al día siguiente ya se preocupará de la resaca; bueno, ya no. El único lado bueno de su lado de colmillos afinados: ni un solo efecto secundario, despertar como una rosa. Dormir por el día, disfrutar de noche. Aunque aun va a la universidad, pero bueno, ya no necesita dormir más que un par de horas por gusto. Pero en ese momento, a ella no le importa el mañana, sino el ahí, el ya. Es fácil llegar a ella en esos momentos, se podría decir que es más vulnerable e irresponsable que de costumbre. ¡A armarla se ha dicho!

Y, finalmente, su yo más tierno. Hay quien diría su “yo verdadero”, pero todos lo son. No es una barrera-careta, simplemente no le gusta parecer débil, y para ella, los sentimientos la hacen vulnerable. Una buena chica que por mucho que adore al Joker, dibuje sangre y monte peleas, no mataría a nadie. Y menos por placer. Más buena de lo que ella misma quiere, más dulce de lo que jamás admitirá. Una chica que prometió no enamorarse y lo incumplió dos veces, que no puede evitar sentir ni si quiera ahora que es vampiro. Pero ahora el amor ha adquirido un nuevo matiz: mortal o inmortal. Antes el “para siempre”, eran como mucho setenta años más; ahora es la eternidad. Salir con un vampiro para siempre, o con un humano y tener que vivir el resto del tiempo sin esa persona. Dos cosas que no le atraen especialmente. Tequila quería morir algún día, descansar, acabar. Ahora todo es extraño, sin motivación; siempre se dice “tengo todo el tiempo del mundo”. Una chica a la que no se le da muy bien identificar sus sentimientos, encasillarlos, comprenderlos.

Y esa es Tequila, una joven alocada, con una parte deprimente y otra calmada; con sueños de colores y ropas oscuras; con actitud de puta y alma de romántica; con afilados colmillos inofensivos y un futuro demasiado largo por delante.


Virtudes:
ᴥExtrovertida, no tiene vergüenza de hablar o presentarse.
ᴥCreativa hasta decir basta.
ᴥSincera.
ᴥEn el fondo, una buena persona.
ᴥDulce si está en privado con alguien que lo merezca.



Defectos:
ᴥContestona.
ᴥMaleducada.
ᴥAgresiva.
ᴥDesenfrenada, salvaje.


Gustos:
ᴥArte: dibujo, pintura, literatura, música, baile, moda…
ᴥTequila y demás alcoholes.
ᴥSex.
ᴥDrogas, y más ahora que no morirá por ellas.
ᴥSoledad.
ᴥLos clásicos del rock.


Disgustos:
ᴥLa gente empalagosa e irrealistamente feliz.
ᴥLas baladas romanticones pasteleras felices.
ᴥLos animales.
ᴥLa religión (ya la odiaba antes, más aun tras su conversión).


Miedos/Fobias:
ᴥLa eternidad.
ᴥMatar a alguien.
ᴥQue le maten.
ᴥPensar que nunca cambiará físicamente.
ᴥEl día en el que sus padres y Vodka mueran.


Debilidades:
ᴥAmor, por mucho que lo niegue o intente que no sea así.
ᴥSangre, como todo vampiro.
ᴥEl chocolate, sigue amándolo a pesar de que no sepa tan bien como la sangre.
ᴥLas Dr. Martens.



FAMILIA & HISTORIA
FAMILIA
ᴥRose A. Dennedy; madre. Cuarenta y cinco años. Vive en Bristol, UK.
ᴥIvan O. Dennedy; padre. Cuarenta y tres años. Vive en Bristol, UK.


HISTORIA
Tequila llegó al mundo como Minie, una adorable cría de ojos grises-azules, piel pálida como el marfil y un cabello castaño. Siempre fue realmente bonita. Su madre era una cursi naturalista, vegetariana y adorable bióloga que trabajaba en un zoo y luchaba fuertemente por los derechos de los animales; su padre un músico retirado que había tenido una fama modesta con su banda de rock, que se dedicaba a organizar conciertos y encontrar nuevos talentos por todo el país. Así salió está joven tan extraña. Desde pequeña lo fue; demasiado soñadora y realista a la vez, concienciada, respondona… de estos niños que te hablan y te quedas con la boca abierta porque te está planteando una tesis ecologista muy superior a su edad. Siempre con una flor en el pelo y ropa de colores, poca gente no la conocía. Extrovertida y liberal, como toda su familia. Tal vez demasiado.

Su infancia fue como la cualquier niño, pero más entretenida. “Bailando” canciones heavy con su padre, cosiendo monerías con su madre… siempre tenía algo que hacer. Pero sus padres eran demasiado liberales y siempre le faltó disciplina. En clases dibujaba en los pupitres y las paredes, si alguien le molestaba no dudaba en darle un puñetazo (como bien le enseñó su padre, y por ello reprendió su madre) y hacía bastante lo que venía en gana. Cuando su padre estaba de viaje (casi todo el tiempo), y su madre ocupada “salvando el mundo”, ella no hacía los deberes, siempre estaba jugando fuera con quien le pillara más cerca. Y eso hizo que los servicios sociales les quitaran la custodia cuando ella tenía nueve años. Pasó dos en casas de acogida, pero sus padres la recuperaron. Pero esos dos años marcaron su vida. Se volvió menos social, más rebelde, con bastante mala leche dentro. Y dejó de ser Mini cuando su padre le comentó su segundo nombre al hacerle el ID y pasaporte. Tequila le gustaba más.

Su creatividad era más que patente: se hacía la ropa, se repintaba su cuarto (y la casa) constantemente con su paleta de pintora, escribía poemas, grababa videos y los montaba… todo lo artístico le gustaba, y se le daba bien. Pero sus obras se fueron trasformando de los colores al negro con el paso de los años. Su adolescencia fue muy rebelde gracias a la mano más que débil de sus padres, que le dejaban hacer lo que quería. Por esa época se transformó en mejor amiga e inseparable de su vecino (con el que siempre había mantenido un trato cordial, pero poco más): un año mayor que ella, el macarra del lugar. Juntos se montaban las mejores juergas, los peores malos royos, las peleas, los asuntos más turbios… se picaban mutuamente para ver quién era más valiente, se compraban e invitaban a droga a diario, caían muertos en cualquier callejón, gastaban bromas… iban siempre juntos, a todas partes. Lo peor del instituto; y aunque tenían “colegas”, todos sabían que eran “ellos dos contra el mundo, y al resto que les follen”. La gente hasta pensaban que eran novios, y lo cierto es que eran tal para cual. Pero nunca se habían mirado con esos ojos, o al menos Tequila a él.

Lo llamaba cariñosamente, Vodka. Conforme fueron madurando, sus juergas se volvieron diferentes, pero no menos salvajes. Sus compañías, peores. Y llego el momento del sexo. Ninguno quería quedar en mal lugar en su primera vez, así que decidieron que sería juntos. Al principio fue algo incomodo, hasta que finalmente se besaron y la pasión se desató sola. Fue increíble. Pero los dos fingieron que solo había sido el calentón del momento. Su amistad siguió igual, solo que una punzada de celos solía asaltarles cuando veían al otro con otra persona. Y llegó su graduación. Ambos querían escaparse juntos a vivir de gorra por el mundo… pero pasó algo diferente: le dieron una beca a Tequila en San Francisco en una escuela de bellas artes en la que además podía hacer diseño de moda; su madre la había pedido y enviado sus dibujos. Tequila se sintió tentad y decidió aceptarla. “Vodka” no dijo nada, no hasta la noche antes de su vuelo. “No te vayas… no me dejes” le pidió casi suplicante, pero Tequia no lo tomó en serio. Y se fue.

Allí las cosas le iban realmente bien, recuperando hasta un poco a de su antigua perspectiva de la vida “multicolor”. Hasta que llegó “ELLA”. La pelorojo (más que pelirroja), canija e hiperactiva. Siempre le habían atraído las chicas, pero ella más que ninguna. La volvía loca. Se convirtieron en grandes amigas en dos días, y en algo más en semanas. Se tintó de rubia porque le dio la vena, un día. Vivía con su chica, en el apartamento de ella, que tenía mucha pasta. No notó nunca nada raro en ella hasta que le mordió. En una de sus muchas noches de sexo desenfrenado, le mordió. Y estuvo a punto de matarla, pero le dio su sangre para curarla. Cuando al día siguiente despertó y Tequila le dijo que la dejaba, ella le rompió el cuello. La mató, despertando después como vampiro. Así se ganó su lealtad eterna. Tequila nunca se lo ha perdonado. Aun viven juntas, pero el amor se esfumó. Ahora le resulta irritante e infantil. No le gusta su vida de “no-muerta” aunque la eligió antes que la muerte, bebiendo de una idiota de la clase de al lado a la que detestaba. Desde ese momento, ella cuida de Tequila, pero demasiado. No le gusta que nadie la “toque”, la considera solo suya.

Pasada la época neófita, que le duró unos dos años, la medio perdonó y ella bajó un poco la guardia. Aun la quiere y no le molesta estar con ella. El problema llegó cuando vio un SMS en su móvil: “estoy en la ciudad, llámame”. Era de “Vodka”. Llevaban años sin hablar si quiera, y aun más sin verse. Tequila se escabulló de “su chica” para verlo. Y estaba allí, tan guapo y humano como siempre. Algo más maduro. Hablaron y hablaron durante horas, como si el tiempo no hubiera pasado. Hasta que llegó “ella” y los interrumpió. Tequila tuvo que presentarla como su novia formal; y a él como hermano. Dado que ninguna de ellas hablaba de su pasado, “ella” le creyó. Tequila pudo ver la sorpresa en la cara de Vodka, pero no fue lo único. Siente sus sentimientos encontrados: por una parte, su antiguo mejor amigo por el que tal vez sintiera algo más, humano y prácticamente su media naranja, pero al que no podría darle una “vida normal”; por otro, su chica, que no sabía como reaccionaría si le dejara y por la cual sintiente lealtad como su conversora, con la que tendría toda la eternidad.


OTROS

ᴥRealmente su segundo nombre es Tequila, no es un apodo. Se lo puso su padre.



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
By [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]








Última edición por M. Tequilla Dennedy el Vie Nov 09, 2012 7:12 am, editado 1 vez
avatar
M. Tequila Dennedy

Mensajes : 11

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: M. Tequila Dennedy || 100%

Mensaje por Los Avatares el Vie Nov 09, 2012 11:09 am

ACEPTADA


¡Bienvenida! Ya puedes hacer los Registros pertinentes y,
no olvides leer todos los apartados de la Ambientación para más información.

Y sobre lo de la Lealtad, en ese caso no. Puedes hacer la Búsqueda sin problemas.

Atte. Equipo Admins The Covenant RPG
avatar
Los Avatares
Staff

Mensajes : 165

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.