The Covenant
Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 21 el Dom Mayo 03, 2015 6:54 am.

The Hole
{lee las normas de afiliación para más información}
Spectrum
Inferi EL SECRETO DE LA ROSA
Seven Kingdoms
Titanic RPG
Image and video hosting by TinyPic
Misery Business

Wizards Army Photobucket

Sobrevivire Image and video hosting by TinyPic
Photobucket LAS CENIZAS DEL FENIX
BLACKOUT
Gossip Girl RPG
Make It Up As I Go Fruit of the poisonous tree
Wittenham Asylum Homenun Revelio




Jake Jones {100%}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Jake Jones {100%}

Mensaje por Jake Jones el Mar Oct 23, 2012 11:49 am

















Jake Jones


DATOS GENERALES

Nombre Completo:
Jacob 'Jake' Jones

Apodos:
Ninguno

Edad:
25 Años

Raza:
Discípulo Demoniaco

Bando:
Mal

Lealtad:
La Fuente

Orientación Sexual:
Homosexual

Situación Sentimental:
Soltero

Ocupación:
Hacer el Mal

Nacionalidad:
Estadounidense

Clase social:
Media

PERFILES
FÍSICO

Con 25 años, 1.87 centímetros de estatura, y un cuerpo por demás atlético, Jake tiene la “maldición” de cualquier demonio: es jodidamente apuesto.

Su rostro es bastante atractivo, ya que cuenta con una nariz completamente recta. una mandíbula cuadrada y barba partida, Jake por lo general no se deja crecer la barba porque le molesta y siente que con ella se vería más viejo y como alguien maduro, cosas que no le agradan en lo más mínimo.

Su cabello es ligeramente corto, dándole un aspecto un tanto desaliñado en algunas ocasiones y mucho más infantil, el color de éste es castaño claro. Sus ojos son azules, de un azul bastante fuerte y sobresaliente, siendo estos una de las primeras cosas en las que uno se fija al verle, que él azul de sus ojos pareciera tener una chispa bastante peculiar; sus pestañas son bastante largas, Aunque nunca les presta atención.

Sus labios son delgados y probablemente una de las partes más expresivas de su rostro, que en general tiende a mantenerse sin expresión por aquello de que Jake es un poco paranoico piensa que con “sus caras” notaran más de su persona, sin embargo, en confianza, sus labios dicen mucho de él. Ya que tuerce los labios hacia la izquierda y se toca la comisura de éste con la punta de la lengua cuando está pensando atentamente algo que cree debería de desaprobar.ar.

Cuando está en su posición altiva de “soy mejor que tú”, por lo general los suele apretar más de la cuenta y arquear un poco la ceja con suficiencia, y en más de una ocasión estos tienden a abrirse demás para dejar escapar una mueca de desagrado, porque Jake tiende a soltar el labio inferior y a mostrar los incisivos cuando está molesto o indignado, más como un acto reflejo que otra cosa.

En cuanto a su cuerpo, Jake cuenta con una estatura mucho más alta que el promedio, sin embargo, tampoco es un gigante, tan solo tiene la estatura perfecta. Su espalda es bastante ancha y aunque no presenta una musculatura exagerada, es bastante obvio para cualquiera que su cuerpo es el de alguien que se ejercita demasiado.

PSICOLÓGICO


Para poder hablar de Jake, debemos de tener en cuenta que hay un antes y un después.

Antes del coma:


Jake tiende a ser bastante distraido frente a la demás gente y hablar de temas triviales con una facilidad sorprendente, sin embargo, jamás menciona nada sobre sí mismo, simple regla de supervivencia. Muy adaptable, Jake hace todo lo posible por ser parte del ambiente en el que se encuentra, y en realidad no le cuesta demasiado trabajo convertirse parte de éste. Es bastante arriesgado, por lo que algunas veces se mete en problemas porque su impulsividad le hace moverse y actuar cuando debería de quedarse tranquilo y pensar, además debido a su desconfianza, es fácil que dude de los demás –cuando tiene poco tiempo de conocerlos- y que tome decisiones por demás precipitadas, y en general es difícil ganarse su confianza, tan difícil como le es a él controlar sus impulsos y tomar acción, en muchas ocasiones.

Con sus amigos es una persona por demás sincera, afectuosa y generosa, además de que él jura que tiene un asombroso sentido del humor, por lo que le es común expresarse diciendo bromas y “cosas ingeniosas” que se saca de la manga, y es que tiende a seguir el camino menos ortodoxo en muchas ocasiones, pero eso es porque una vez que se fija un camino, nada le impide que sea ese el que siga –a pesar de que haya otros mucho más sencillos- es muy perseverante.

No se enfada fácilmente, o al menos, cuando lo hace, no lo demuestra, años de convivir con su hermana le han hecho ser una persona que no devuelve sarcasmos e insultos a la primera, sino que prefiere quedarse callado y mirar con desaprobación a la otra persona pero eso no significa que sea un santo.

No tiende a angustiarse muy seguido, pero cuando le sucede generalmente suele buscar afecto sincero, además de necesitar hablar de sus asuntos, soltarlo todo, sin importarle las cosas lógicas, lo único que necesita es ser escuchado –razón también por la cual el siempre escucha a sus amigos-, después de haber terminado de desahogarse e inclusive pedir consejo, lo más probable es que haga exactamente lo mismo que tenía pensado hacer desde el principio, porque es bastante decidido, y no importa que tan abatido, deprimido o desesperado se encuentre, él jamás se da por vencido.

Cuando está en su casa es una persona bastante tranquila –por no decir completamente negligente con las actividades de casa-, le gusta hacer parecer que todo está bien siempre y relajarse, sobre todo porque piensa que su hermana tiende a estresarse demás, por lo que él intenta balancear un poco las cosas, mostrándose por demás apacible, así que algunas veces puede pasar por alguien por demás inmaduro por las cosas que dice o la forma en la que actúa.

Después del coma:

Cabrón. Seguro que no hay otra palabra para poder describir mejor a este demonio. Durante toda su vida, y conforme va sucumbiendo a la propia oscuridad escondida sobre su alma, Jake va volviéndose menos humano, aunque irónicamente, más encantador. Siempre ha demostrado ser un excelente actor, un manipulador nato que puede hacer exclamar de sorpresa y gozo en un momento, así como de verdadera antipatía en el siguiente. Su naturaleza demoníaca, lejos de ser despiadada y psicópata como la de muchos de sus compañeros, va por un ámbito más que nada intelectual, cínica. Un digno discípulo de Asmodeus – que fue el demonio que le sirvió, de cierta forma, como mentor -. Acostumbrado a que todos, tarde o temprano, sucumban a sus encantos. Jake no pierde nunca oportunidad de echar mano a sus mañas con tal de conseguir lo que quiere. Y lo que siempre ha querido es: exceso. Por que lejos de sentirse tentado a obtener poder, ha descubierto que de la manera en la cual vive, en un equilibrio – a veces roto – entre su naturaleza humana y demononiaca -, está más a gusto. Una guerra de poder constante entre sus dos mitades, que por ahora, se encuentran dormidas, en receso, en espera.

Orgulloso, por ambas naturalezas. Sabe muy bien que la ambición no es lo único que hace falta en la vida. También es necesario encausarla de forma de sacarle provecho, y eso es lo que él hace sin pudor alguno. Simpático cuando debe, peligroso si se le hace enojar. Como bien puede estar tranquilo en un momento, puede explotar al siguiente. No tolera que nadie le diga que demonios debe hacer, por algo su nombre suena a abismo, a destrucción, a pozo sin fondos y a un ángel de muerte, y quienes controlan la vida y la muerte no reciben órdenes de nadie. Por lo mismo, claro, se mantiene parcialmente escondido, sin llamar mucho la atención, si bien es orgulloso, no es imbécil. Sabe que hay muchos más poderosos que él y que en cierto punto será llamado al campo de batalla, por lo cual, al encontrarse con alguno, lejos de ser el arrogante que se pone firme, prefiere adular, convencer, mover a los demás a su alrededor.

Normalmente tiene un sentido del humor agudo, no se limita con nada ni nadie. Si tiene ganas de reír de alguien lo hace abiertamente sin preocuparse por incomodar a los demás. Por que así es él. Un caprichoso de lo peor. Amante de los excesos, de la vida loca y todos los placeres humanos que pueda disfrutar mientras pueda. Mujeriego nato. Es imposible que este en el mismo lugar que una mujer –sea quien sea- y este no le suelte algún piropo de vez en cuando. Y es que para él, es imposible detenerse frente a unas piernas largas y torneadas, unos ojos profundos o una sonrisa ladeada. Las mujeres son algo más que su perdición y le encantan en todos los colores, sabores y personalidades. Sea ángel, sea demonio, sea humana. No es, tampoco, de los que fuerzan. Por que aquella lengua privilegiada para encantar a base de mentiras y adulaciones, siempre hace que tarde o temprano, las cosas queden en su sitio.

De buen humor casi siempre, y con gusto de burlarse de los demás, la diferencia es que él no soporta que alguien lo haga a sus expensas, por lo que suele contestar de forma violenta. Es sumamente agresivo. Podríamos decir que es cuando le provocan, pero la realidad es que es así siempre. Mal hablado. Parece no poder dos frases seguidas sin alguna palabra altisonante. Pero tampoco es algo que tenga que andar cuidando, a final de cuenta, sus derechos son mucho mejores y más que los de cualquier otra persona. De hecho, a él le gusta joder bastante a los demás cuando le dicen que es un cínico – por que lo es, sin duda – excusándose que solo se limita a seguir el papel de demonio malvado. ¿Acaso no es eso lo que se les pide? Y por supuesto, tiene la lengua llena de veneno si el momento lo amerita. Cortante y a veces hiriente con sus comentarios, aunque normalmente se encuentre de buen humor y bastante burlón. Jake es una persona de lógica. Antes de hablar sabe que rumbo pueden tomar todas las direcciones, por tanto, jamás da un paso a ciegas, analítico por naturaleza, no le gusta cometer errores.

Aún así, para desgracia del destructor, Jake sigue manteniendo sentimientos bastante humanos, por no decir, de los más poderosos existentes, como son la amistad y el amor. Y es que este chico, que en sus primeros años de vida era un dulce entero, poco a poco ha ido cambiando de tal forma que su alma, infectada, ha sacado la oscuridad de las tinieblas abismales que estaban en ella para hacerlo quien es, pero ni siquiera estas han sido capaces de sobreponerse a la naturaleza humana, infinitamente fuerte, que insiste en que no todo está perdido, en que aún existe eso que es conocido como esperanza.

Virtudes:
- Es constante, decidido, las cosas las hace de manera apasionada, le gusta terminar los trabajos que ha empezado.
- Odia trabajar en equipo o que le hagan perder el tiempo.
- Es muy bueno mintiendo y tiene bastante imaginación.

Defectos:
- Es impulsivo, no medita las cosas cuando los sentimientos intervienen por eso odia frecuentar a una persona más de dos veces.
- No puede disimular cuando algo le molesta.
- No es muy paciente, se desespera con facilidad con gente inmadura aunque a veces suele serlo también.

Gustos:
- Por lo regular es bastante caprichoso, le gusta que se haga su voluntad y odia que le contradigan.
- Adora el sexo, el Whiskey y la cerveza, en cuanto a gustos musicales prefiere el rock, un poco el hip hop o rap.
- Además de eso le ha tomado un gran gusto a su trabajo, ser un verdadero demonio , también le gustan las fiestas, mezclarse entre los humanos en busca de una nueva víctima.
- Fuma muy de vez en cuando.

Disgustos:
- Que le mientan o sean hipócritas con él, como escarmiento podría cortarle los dedos a quien se atreva a hacerlo enojar.
- No le gustan los chicos ‘bien’ que son muy recatados o se hacen las difíciles.
- Odia mancharse de sangre.

Miedos/Fobias: Prácticamente no le teme a nada, salvo a ser destruido.

Debilidades: Por ahora ninguna, puesto que no tiene a nadie importante en su vida. En cuando a su lado demoniaco, tiene las debilidades de cualquier demonio.


FAMILIA & HISTORIA
FAMILIA
Alexander y Mariane Jones

Padres. Ambos eran docentes. Ella de una primaria y él como profesor de Biología en una secundaria en San Francisco. Ella era una mujer de apariencia demasiado delgada y frágil, que, si bien no está cegada a la naturaleza algo oscura de su hijo – las madres siempre saben -, ignoraba todo por completo para amarle con todas sus fuerzas como prometió desde el día en el cual, le dio a luz. Él era un hombre un tanto filosófico que no cree en nada supernatural, y aún así, sabía que su hijo dista mucho de ser como las demás personas. Ambos murieron a manos de Asmodeus.

Asmodeus: Mentor, un segundo padre para Jake, el demonio que lo ha guiado por su oscuro camino desde el dia que nació.

HISTORIA
Jake Jones vino a la tierra en un frío y lluvioso día de Marzo, en San Francisco, Estados Unidos. Sus padres, Alexander y Marianne Jones eran una pareja de clase media que llevaba ya varios años de casados sin que pudiesen engendrar a un hijo. Marianne, claro, había quedado embarazada en más de una ocasión pero el producto nunca había podido lograrse, por lo cual, luego de un par de años intentándolo y con el sin sabor que causaba tanta pérdida, el matrimonio se hizo a la idea de que Dios no les mandaba un bebé por algo. No estaban equivocados. Pero al fin, Jake llegó a sus vidas, y los Jones vieron realizado su más preciado sueño.

Lejos de lo que pueda pensarse, claro, Jake no fue un niño sobreprotegido. Bien era cierto que fue mimado – a veces en exceso -, pero sus padres le daban suficiente libertad y autonomía. Jake mostró un espíritu claramente aventurero, aunque era bastante dulce, lo que le daba cierto grado de ternura a esa corta edad. En un momento dado, todo cambio. Tendría alrededor de cinco años de edad, cuando las pesadillas, las voces, y todo lo demás comenzó en su vida. Un pánico terrible que llegaba a la hora de dormir y que no se desvanecía en ningún momento. Poco a poco, los murmullos que escuchan iban tomando forma, y a los siete años, escuchaba nítidamente las voces, pidiéndole ciertas cosas que, a ojos de sus padres y maestros, no eran nada normales. De ser un chiquillo alegre y carismático, pasó a ser un chico solitario y taciturno. Claro que ellos no sabían que había otras cosas, como una explicación al por qué se perdían los gatos y perros de sus vecinos, que eran abandonados luego en algún terreno, o en las vías del tren.

Aún así, la naturaleza de Asmodeus no avanzaba con la misma rapidez con la que había sucumbido a sus otros dos poseídos anteriormente. El error primordial en él fue no pensar que, nacido como humano, también tendría los sentimientos de este, y Jake, dentro de su naturaleza humana, era toda la contraparte del demonio. Aún así no desesperó, avanzó poco a poco, y para la adolescencia de Jake, ya era reconocido como un chiquillo problema, rebelde. Si fue aceptado, en el Instituto, luego de sus numerosas peleas y engaños - si, engaños, por que Jake no era de los que hacia directamente en problema, por el contrario, tenía la facilidad de hacer que dos personas, mejores amigos incluso, terminaran en una Guerra a muerte con solo proponérselo – fue por el hecho de que sus padres, como docentes, tenían un buen nombre al cual no se le podía negar un favor. Su permaneció en él, no fue nada de orden divino. O tal vez si.

Pero lo que Asmodeus no pensó fue que Jake encontraría el amor, a esa persona que sacaría a flote su lado más humano y todo fue calma y tranquilidad para el rubio, por qué no podía pensar en nada más que ese chico de ojos claros; William Kaplan. Todo comenzó con una amistad, pero con el paso del tiempo, cambió a una relación y fue allí cuando Jake se percató de sus preferencias sexuales. Pero cuando llevaban más de un año saliendo juntos, amos se atrevieron a contárselo a sus respectivos padres, aceptando estos la condición de sus hijos y su relación. Pero, de alguna forma, la gente de sus instituto debió de enterarse de ello, porque una noche, a la salida del instituto, recibieron una gran paliza, dejando a William muy mal herido y a Jake en coma. Los padres de Jake se vieron obligados a pedirle a William que se alejaran de su hijo. Durante su coma, sus padres fueron asesinados por Asmodeus, quién ya estaba desesperado por no avanzar con lo planeado, fingió la muerte de Jake y fue allí cuando se apoderó de su alma, llevándoselo al infierno para convertirlo en lo que ahora es, un demonio.

Jake recuerda muy poco de su vida como humano, ahora su personalidad de demonio predomina en todo su esplendor, sólo quiere destrucción, muertes y con eso es más que feliz. Se adaptó muy bien a su nuevo cuerpo, uno que le va muy bien con su nueva vida. Asmodeus le ha dado una nueva misión, la de asesinar a un brujo.
OTROS

ω A pesar de tener tan solo veinticinco años, se ha logrado de cierto renombre por sus prácticas y buenos resultados y está a un nivel más allá del humano.

ω Su papel es de intermediario. Aquel que busca los medios y los elementos para lograr el objetivo por el cual recibe un pago.

ω Su medio de transporte es una motocicleta Ducati, que gusta de ir a muy rápida velocidad. Adora la adrenalina.

ω Es un Demonio adiestrado. Puede que no lo parezca, pero puede doblar a una persona en dos si lo desea.

ω No recuerda mucho sobre su vida antes de ser demonio.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
By [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]







Última edición por Jake Jones el Mar Oct 23, 2012 2:01 pm, editado 5 veces
avatar
Jake Jones

Mensajes : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Jake Jones {100%}

Mensaje por Los Avatares el Mar Oct 23, 2012 10:56 pm

ACEPTADA


¡Bienvenido! Ya puedes hacer los Registros pertinentes y,
no olvides leer todos los apartados de la Ambientación para más información.

Atte. Equipo Admins The Covenant RPG
avatar
Los Avatares
Staff

Mensajes : 165

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.